miércoles, 23 de mayo de 2007

ni tú te lo crees:

[Os habeis fijado: me ha cambiado la voz, mis labios han dejado de agrietarse y se hidratan constantemente, me han dejado de crecer pelos en la espalda, mi pecho se ha ensanchado, mi pene a crecido en grosor, mis muslos son más duros y mis gemelos se marcan incluso llevando vaqueros anchos, mis pies ya están libres de callos y papilomas, mi corazón no se nota resentido por el soplo operado, mi riñón está limpio a pesar de "sufrir" borracheras a los trece años, mis ojos lo ven todo nítido incluso sin gafas, mi ritmo cardiaco no recuerda qué es la ansiedad y mi ano sabe lo que quiere, tampoco siento ningún tipo de crisis, ya no me preocupa hacia dónde voy, ni si estoy perdiendo o ganando al tiempo, ya he aprendido a estar solo, a leer con los ojos cerrados y a besar hacia adentro, la oscuridad ahora me da risa y las horas de insomnio ya no me desesperan, me río con lo que antes lloraba y he aprendido un nuevo concepto de Libertad. Empiezo a terminar lo que escribo, a escuchar la música sin cantarla y a soñar la realidad. Os habeis fijado: los espejos me ignoran, saben que llevo un ladrillo y que sé usarlo. Os habeis fijado: ya no sé escribir, ahora, por fin Me sé escribir.]

3 comentarios:

cráneo dijo...

K!
No sé si me he enterado de algo...

re dijo...

Es más sencillo de lo que parece, un hombre le dice a otros/as que se ha dado cuenta que se han fijado en una serie de cosas que le pasan, tambien dice que se ha dado cuenta que los espejos le evitan porque saben que tiene un ladrillo y al final se da cuenta que se sabe escribir a sí mismo, pero...ni él se lo cree. No hay más.

manuela dijo...

¡yo sí que me lo creo!